Barça desperdicia oportunidad de alejarse. Madrid, a las puertas de la debacle.


El Barcelona perdió la oportunidad de alejarse y quedarse en solitario y con colchón de por medio en la liga española luego de empatar contra el Osasuna sin goles ayer en el Reino de Navarra. Sin Ronaldinho (en descanso) y con la incorporación de Santi Ezquerro se vio un equipo poco preciso y con muy poco accionar en la delantera y cierta inestabilidad defensiva principalmente por Rafa Márquez.

El empate le sirve al Barça para ser líder en solitario un punto sobre el Sevilla que también empato a cero contra la Real Sociedad.

Por otro lado, el Madrid de Capello sigue sin carburar. Ayer perdió 1 – 0 contra un Levante que con poco le bastó para alargar una agonía que raya en la histeria para la casa blanca. El pública ya ha comenzado a manifestarse contra las decisiones de los directivos y del entrenador con una tremenda silbatina durante y al finalizar el encuentro.

Lo más rescatable del Madrid fue la actuación de Gonzalo Higuaín aunque también terminó diluyéndose con el paso de los minutos. Raúl también aportó muchas ganas pero poca efectividad frente al arco. Un decepcionante hizo notar la ausencia del que se ha convertido en un fuerte pilar en el centro del campo para los merengues, Fernando Gago. Y finalmente, la mayor decepción ha sido Vannistelrooy, quien aún sigue perdido en el espacio.

Lo cierto es que la afición ya empieza a perder la paciencia con el técnico y de seguro se mantendrá el pulso con la directiva hasta que se resuelva la continuidad (ojalá no la perpetuidad de Capello en el banquillo).